domingo, 9 de diciembre de 2007

ESE BREVE TEMBLOR

Estaba leyendo el libro de Ada Salas "Lugar de la derrota" (Hiperión), cuando nuestro amigo Viktor nos comunica en su blog que Ada ha sido premiada en Córdoba.
Este es uno de esos poemas en los que tienes que parar la lectura, respirar hondo, volverlo a leer y cerrar el libro contundentemente con ese regusto poético en la cabeza.
Me acosté,... a los veinte minutos me levanté y me puse a escribir. Gracias Ada.

No duerme el animal que busca
su alimento. Huele
y está tan lejos todavía
el aire de su presa.
Y vagará en la noche.
Con la sola certeza de su hambre.
Ciego


porque una vez ya supo


de ese breve temblor
bajo su zarpa.

________________ Ada Salas
________________ "Lugar de la derrota" (Hiperión)

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

COMPLICIDAD y RELECTURA.

Apreciamos los poemas que nos ayudan a reconfigurar lo presente, a posibilitar la escritura y sobre todo a comprender lo que no tiene fin.

Ada Salas escribe sin prisas, sin apresar, todo su viraje y decir, nocturno y leal al silencio desde el que germina, es como el canto del autillo:

signo, misterio, pasión sin luz. Fondo del ser hacia lo abierto.



Un abrazote,

Tu Víctor