martes, 8 de enero de 2008

OSSIP MANDELSTAM

Encuentro en el blog de Ana Pérez Cañamares ("El alma disponible") este poema de Ossip Mandelstam.

LEER SÓLO LIBROS INFANTILES

Leer sólo libros infantiles,

acariciar sólo pensamientos incautos,

disipar todo lo que huela a solemne,

sublevarse contra la honda tristeza.

Yo estoy mortalmente cansado de la vida,

no admito nada de ella,

pero aún así amo esta pobre tierra

porque no conozco otra.

De niño, en un jardín remoto, solía mecerme

sobre un columpio de madera sencilla,

y recuerdo los altos y oscuros abetos

en medio del delirio brumoso.

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Este poema lo leí en el blog de Ana y lo leo aquí. Es el don de la ubicuidad que tiene la Poesía.

Hoy no pude ir al taller. Y estoy algo blando. Pasar por aquí reconforta. Es laridad, un lugar común.

Un abrazo,

Tu Viktor