lunes, 7 de enero de 2008

¡¡POR FIN ACABÓ!!

¿Cómo es posible que, año tras año, se sigan repitiendo los mismos tópicos, las mismas incoherencias? Cada vez más gente me dice que no le gustan las Navidades, pero siguen llegando felicitaciones huecas, sigue corriendo la gente con bolsas de mentiras empaquetadas,...
Aunque ya acabó -por fín- ahí va mi pequeña y humilde reflexión.

Llegó diciembre
__________ a la ciudad.

En todas las plazas y cocinas,
se ilumina
_______paulatinamente
__________________ la ansiedad colectiva.
Sonríen con gratitud
los carteros, las carteras,
los bolsillos y las huchas
de plástico y porcelana.
El mercadillo de los sentimientos
está de saldo:
__________ alegrisas incombustibles a 9 €.
________________________________ 2 por 15.

El leve chirrido de los monederos
-apenas audible entre abrazos y campanas-
acuna a la verdad y a la mentira.
Cortylandia entona en voz alta
las oraciones del “compra-compra”.

Se van vaciando
__________los estantes de las jugueterías,
__________los almacenes de los ejércitos
__________y los depósitos de paciencia
__________de la familia Siempreunida.

Llegó diciembre.
Todos hacemos todo,
___________________y entonces,
no queda nada
___________ para nadie.

____________________________Jesús Ge

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Jesús te leo y dejo que maduren las letras, la desazón y el proposito de libertad ante las encorsetadas estaciones y fiestas que programan nuestra sentimentalidad como quien carga soft en un hard.

Un abrazote,

Tu Viktor