domingo, 1 de junio de 2008

POESÍA PRACTICABLE (Jorge Riechmann)

En poesía nada más pernicioso que la impaciencia. Una palabra tarda a veces un mes en acudir a la cita. Y la comunicación ora es instantánea, ora se realiza paulatinamente durante décadas: sin que ese ritmo pueda violentarse impunemente.



Jorge Riechmann
"Poesía practicable".
Ediciones Hiperión.


(amigos, no se me enfaden. sé que soy un pesado, pero es un tema que me pre-ocupa)

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Si, si y si.

La lentitud, el no ceder al ímpetu de la llegada.

Caer en la parsimonia, no.
Deslizarse, tal vez. Y sin
pena, dejarse llevar por
lo moroso de la tarde azul
cuando nadie está mirando
ese paisaje que nos mira.

Un abrazo

Tu Viktor

Cucaracha homicida dijo...

Espero verle hoy por la tarde, señor. Cuídese, sí?

Estel_Julià dijo...

Hola Jesus,


Totalmente de acuerdo con la máxima.
Por propia experiencia he andado desde enero detrás de un poema que decidí que iba a escribir, y por fin después de todo este tiempo salió hace un par de días.
Es curioso, intenté esbozarlo en varias ocasiones, fue ínútil.
Incluso llegué a pensar que jamás lo escribiría.

Desde luego, la comunicación es otra cosa.

Gracias por traer la poesía practicable.


Un saludo,



Estel J.