miércoles, 11 de junio de 2008

Un poema de Concha Méndez

El miedo es amarillo,
y la muerte ese cielo
que a todos nos confunde.
Como una luz lejana
que no queremos ver,
está al fin de nosotros
y la vamos siguiendo
en el múltiple juego
de las horas inciertas.
Final, o estrella fija,
y dintel de la nada.

Yo sé que el frío es blanco
y el miedo es amarillo.

___________ CONCHA MÉNDEZ
__________ Niño y sombras” (1936)

1 comentario:

Ana Espinosa dijo...

Qué bueno que traigas un gran poema de Concha.
Una forma excelente de celebrar
el viernes con esta lectura.

Un afectuoso saludo Jesús.