lunes, 29 de diciembre de 2008

EL TEMBLOR DE LOS DÍAS

Como la piedra en el pozo
dejo caer mi quietud.

Y escuchas
de tu propio eco
los mecanismos que teje
el temor y la certeza.

De vacío rellenas
tus palabras exactas
para que todo
siga
___ -tembloroso-
_____ en el mismo sitio.

Nunca el tiempo
__________ resuelve, no,
los silencios rehenes
de lo establecido.

Ya se asoma
por el hueco de la tarde
el sol de la prudencia.
Se arrodilla
el viento ante nosotros,
pero tú no me besas.
Has elegido el arte
de la confusión y la prisa,
______________ prehistoria de las cenizas.
Has elegido el fuego.

______________________________ Jesús Ge

2 comentarios:

Jesús Ge dijo...

Ahora este poema se ha quedado un poco más triste, un poco más pequeño, desnutrido, seco.
Porque ya no está su luz.
Se apagaron todas las velas de un soplo de pudor.
Fuuuuuu! (soplido)
Se esfumó.

Anónimo dijo...

...