martes, 1 de diciembre de 2009

SI TAN TONTO EL POETA NO FUERA. Boris Vian

SI TAN TONTO EL POETA NO FUERA

Si tan tonto el poeta no fuera,
si no tanta cachaza gastara,
abundancia feliz sobre el mundo
vertería, y ya sólo por cuitas
penaría de letras escritas.
Construiría amarillas mansiones
con jardines, con árboles llenos
de un alegre piar: pajarcillos,
mirliflautas y lectortontillos,
tortolacias y destorninecios,
jiligueros ycurrucurracas,
y cuervecillos petinaranjas
que te dicen la buenaventura.
Llenaría las fuentes oscuras
de colores de luces y peces:
de barbucios y de estrucheces,
de carpacios y de agriciprinos,
tarariras, tencurrios, lamprinos,
silurius, goribios y rutilos.
Cundiría un aire no usado
de fragancias de hierbas y hojas.
Con horarios no habría cuidado
ni en comidas ni en tajos. Sin prisa
escaleras de formas ignotas
alzaría, sería la veta
de sus maderas malva, tan suave
como esa piel que mi dedo sabe.

Pero tiene de tonto el poeta
tan tanto que se pone a escribir
y no trabaja. Y no le dejan
casi vivir los remordimientos.
Mas contento con tanto quebranto
se le encuentra al poeta la muerte.
Sólo un día le dura la suerte
que le elogia, le alaba y le loa.
Dos serían los días de halago
si el poeta no fuera tan vago.

Boris Vian
(Traducción de Amelia Gamoneda)


7 comentarios:

Mar dijo...

no se oye!!!!

Jesús Ge dijo...

YO lo oigo. ¿Alguien más no lo oye?

SEFA dijo...

Yolo oigo perfectamente, Jesús. Gracias... Me da la vaga sensación de que va a formar parte de tu "repertorio". ¿O me equivoco?

martaerre sobrecueva dijo...

se oye en la avenida Barón de Cárcer! Bravo!

Julio Obeso González dijo...

Una pregunta y admiración.
¿Cuánto ensayaste este poema para no equivocarte con el trabalenguas?
Lo haces genial, Jesús. Lo he intentado leer ya unas diez veces y ni caso, siempre me trabuco.
La admiración la compartís tú y la Amelia Gamoneda: ¡Anda que... no tuvo que sufrir traduciendo esto! Mi enhorabuena, voy a escucharte por enésima vez.
Un abrazo, hermano.
Julio

Jesús Ge dijo...

Gracias a todos por vuestro apoyo.

La verdad, Julio, en este caso sólo lo ensayé dos veces y a grabar. La segunda grabación fue la definitiva, después lo retoqué un poquito y a servir!

Eso sí, he practicado mucho con otros poemas (que estoy deseando que oigas). Gracias por tus halagos.

Un abrazo.

Alicia Martínez dijo...

En E l Dorado se escuchó genial. Siempre presente. Un beso