miércoles, 2 de junio de 2010

¿QUÉ ES POESÍA? por Fernando Aguiar


- ¿Se poesia não é literatura, a exemplo da fala problema de Ezra Pound, então, Fernando Aguiar, o que é poesia?
- A poesia deveria ser arte. Arte poética. Só assim concebo um Poema. Mas é-o muito raramente. A poesia, para ser efetivamente Poesia, tem que considerar não apenas a emoção e a metáfora, mas também os aspectos sonoros e estruturais de poema, assim como a sua expressão estética. Considerando que o Poema comunica pelo seu conteúdo, mas também pela sua forma, este aspecto, descurado pela maioria dos poetas, deve ser sempre tomado em atenção para que o poema o seja na sua plenitude. Os poetas concretistas sabiam-no. A maioria dos poetas visuais também o sabe. Infelizmente a grande parte dos poetas verbais descuram quase sempre a sonoridade, a estrutura das palavras, as rimas internas, e apegam-se sobretudo à criação de metáforas que traduzam o seu estado de alma. O que até pode ser muito “poético”, mas não é com certeza muito artístico. E não sendo arte não é, para mim, Poesia. O Poema tem que ser elevado a obra de arte.




- ¿Si la poesía, como nos decía Ezra Pound, no es literatura entonces, Fernando Aguiar, qué es poesía?
- La poesía debería ser arte. Arte poético. Sólo así concibo un Poema. Pero raramente lo es. La poesía, para ser efectivamente Poesía, tiene que considerar no sólo la emoción y la metáfora, sino también los aspectos sonoros y estructurales del poema, así como su expresión estética. Considerando que el Poema comunica por su contenido, pero también por su forma, este aspecto, descuidado por la mayoría de los poetas, debe ser siempre tomado en cuenta para que el poema lo sea en su plenitud. Los poetas concretos lo saben. La mayoría de los poetas visuales también lo sabe. Desgraciadamente la gran parte de los poetas verbales descuidan casi siempre la sonoridad, la estructura de las palabras, las rimas internas, y se aferran sobre todo a la creación de metáforas que traduzcan su estado de alma. Lo que puede ser muy “poético”, pero no es con seguridad muy artístico. Y no siendo arte no es, para mí, Poesía. El Poema tiene que ser elevado a obra de arte.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿cuántas poéticas te leíste en lo que va de año 2010? maravilloso don ese de la lectura. ¿ahora se supone que debes aplicarte el lenguaje ritmico a tus poemas para elevarlos a obra de arte, o es algo que ya sabías de antes? para escribir un poema lo principal es tener ojo y ser humilde, muy humilde, muy humilde...

Jesús Ge dijo...

Estimado anónimo / estimada anónima:

mi falta de humildad solo me permite entablar conversación con personas con grandes egos. Es necesario para mí conocer su nombre para poder interlocutar.

No sea humilde, ilumínenos con sus saberes.

Jorge Brunete dijo...

Buenos consejos para escribir, me lo anoto todo para que no se me olvide ;)!

GSÚS BONILLA dijo...

sobre la humildad:

CLARO que soy humilde. Por eso no he publicado todavía nada. Por eso estoy con todos y con nadie. Pero cuando abro el portátil y me pongo a escribir, dejo la humildad en la nevera. Escribo desde la violencia y el desamparo, escribo desde el-darme-importancia. No escribo desde la humildad, mi humildad no es creativa.
*****

Contra la humildad

Son humildes y como son humildes escriben y abren blogs donde dicen que son humildes. Son humildes y porque son humildes recitan ante el micrófono sus versos humildes. Son humildes y de puro humilde se guardan sus mejores poemas para publicarlos en libro o presentarlos a premios nada humildes.

Son humildes, pero no son tontos. Como son humildes pero no son tontos publican a la menor ocasión sin fijarse en los buenos poetas que se quedan fuera porque no disponen de su círculo de amistades. Como son humildes pero no son justos se aprovechan de la capitalidad para ocupar puestos que jamás ocuparían si vivieran en otra ciudad. Como son humildes pero no son honrados se agrupan entre ellos, se recomiendan entre ellos, salen en todas las antologías y figuran en todos los centros.

Yo no quiero ser humilde. No quiero. Si quisiera ser humilde, guardaría tanto respeto al legado poético de mis antepasados que no me atrevería ni a acercarme al portátil. Leería lo justo y sin diccionarios, me limitaría a escribir para mí mismo a la luz de una lámpara y nunca enseñaría a nadie mis engendros. No abriría blogs. No daría ni presentaría jamás un recital. Y no haría ninguna pintada, ni una.

Pero ya he dicho que no soy humilde. Lo siento. Admiro a aquellos hombres que decidieron salir un día de las cavernas, o a aquellos insensatos que se adentraron en el mar desconocido en una cáscara de nuez, o a los que soñaron que el ser humano podría volar en el futuro. Esos hombres que lucharon contra las enfermedades cuando los demás se encomendaban a Dios, esos valientes que se enfrentaron a la policía en demanda de las ocho horas, esos locos que subieron a la luna, por ejemplo..., ¿acaso eran humildes?

Estoy hasta la quinta línea del pentagrama de tener que leerme, cada semana, tres o cuatro epístolas censorias llamando a la humildad en la poesía. Es que no me lo explico. ¿Humildad en el poeta? ¿Es que no os queréis dar cuenta? ¿No habéis asumido aún vuestro ego constitutivo, vuestra vanidad esencial? ¿No entendéis todavía que los deseos no son malos, que lo malo es la falta de conciencia?

A la mierda la humildad y sus mil poetas filisteos. ¿Tendrá que pedir perdón el oso, sólo porque le guste la miel? Claro que soy egocéntrico y vanidoso, tanto como vosotros, lo soy y no me arrepiento, pero en mi caso no me impide sino que me ayuda a ser honrado, a ser útil y justo, a tratar de ser bueno, también a ser sincero.

Y dale con la puta humildad. No me habléis más de ella, por favor. Vosotros no.

BATANIA dixit

y oye, no está nada equivocado.
un abrzo tocayo.