sábado, 11 de octubre de 2008

ANTIHAIKU 7 (PARA LA CRISIS)

ANTI-HAIKU PARA LA CRISIS
-
-
-
-
-
-
oye el banquero
-
la excusa del parado

-
tapa el bolígrafo

-
-
______________________________ Jesús Ge
-
-

-

(NOTA: ¿Habéis visto las portadas de los periódicos de hoy (nacionales e internacionales)? ¿Qué pretende la prensa y los medios? Si llevamos dos años alarmando de la subida del precio del petróleo y del exagerado incremento en los precios de la comida básica, etc. ¿por qué sólo lo llaman crisis cuando les afecta a los bancos? Hasta ahora, nos teníamos que aguantar los ciudadanos. Como ahora les ha tocado a ellos, hay que remover todos los gobiernos y políticos para inyectar dinero a los bancos. No entiendo nada, ¿alguien me lo puede explicar?)

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Como poeta que conoce un poco
como bancario que nada sabe
como poco que quiere un poema
no como ni quema ni cama toco
que no me repita que no en vena
pica su veneno del no, no, no
puedo darte, fiarte, firmarlo,
ponerlo, perdonártelo...

como nadie te digo: has de fiarte
de lo no monetario.
para todo banquero tu salario
no es más que su futuro dinero.

(Ripios de las 22:15 H)

Víktor

Estupendo tu antihaiku...

Jesús Ge dijo...

Qué manejo de la pluma
estilográfica demuestras
trayendo a la mesa cordura
sobre tus hombros a cuestas.

Cuántas vueltas nos da el mundo
y cuántos vaivenes el cielo,
cuánto puedo estar seguro
de adónde va el nuestro dinero.

Gracias amigo banquero,
gracias amigo poeta.
si no encuentro mi dinero,
tendré que bajar bragueta.



Un saludo cómplice.
(La cosa está muy mal).
Jesús

Arturo Borra dijo...

Lo más llamativo: en esta crisis hay claros beneficiarios... ¡la casta intocable de ejecutivos con sueldos multimillonarios! Y lo que es peor: se trata de una "crisis" en la que faltan los nombres propios, como si no hubiera responsables de la debacle financiera...
Penoso. Y lo que es peor: los estados llamando a la calma, respondiendo y respaldando al capital para variar. La eterna alianza entre castas, estamentos, la eterna traición del supuesto "interés general" por el que deberían velar.
En fin, bueno recordarlo Jesús.
Un abrazo,
Arturo