lunes, 13 de octubre de 2008

EL REY DE LA POESÍA (del periódico digital Ideal.es)

Granada. Tribuna

13.10.08 - JOSÉ G. LADRÓN DE GUEVARA

CON la coña marinera de la crisis del sistema financiero capitalista, propio de nuestro mundo occidental, donde vivimos, parece ser que ha pasado a un apartado segundo plano, para los medios informativos, el importante asunto de la Alianza de Civilizaciones; liderada por el presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, al alimón con el adalid de los turcos, se llame como se llame. Metidos hasta las cejas, circunflejas, en achicar el agua de la inundación, que puede provocar el naufragio de la barca, digo de la banca mundial, nuestros eximios gobernantes se han olvidado de todo lo referente a esa concurrencia armoniosa de las civilizaciones (por no decir, más propiamente, culturas o religiones) cuya confluencia y articulación sociológica determinaría el triunfo de la paz y la concordia entre los seres humanos. Que tanta falta nos hace.

ENTRETENIDOS, más bien obsesionados por solucionar, a contracorriente, el derrumbamiento del majestuoso rascacielos que podría simbolizar gráficamente el concepto del capitalismo rampante que nos devora, los líderes de la Alianza, y sus huestes, más o menos subvencionadas, no se han percatado de algo grandioso, más bien glorioso, que acaba de suceder al mismo tiempo que se hunden las Bolsas nacionales, y los banqueros, criaturitas mías, piden, exigen ayudas en efectivo, a costa de los contribuyentes, para salvar los muebles del despacho del jefe. Me refiero a la sensacional noticia, que ha pasado desapercibida, sobre la presentación pública de los poemas que Osama Bin Laden -¿les suena?- solía recitar en las bodas y fiestas morunas a las que asistía como invitado preferente. Lo que están ustedes leyendo. Bin Laden nos ha salido poeta. Vate. Trovador. Rapsoda. No me digan ustedes que no es para echar a vuelo las campanas, disparar cohetes y entonar himnos encomiásticos a todos y cada uno de los dioses del Olimpo. Alabado sea el Señor. Alá es clemente y misericordioso. Bin Laden, poeta.

(seguir leyendo, aquí)

2 comentarios:

Jenni dijo...

Se han olvidado de muchas cosas, de muchísimas...¿Donde estan ahora los muertos en palestina? ¿Los que pasan hambre todos los días? ¿A quién le importa África? ¿Centroamerica? Ay que joderse con lo de la crisi...¿Y los que no pueden comer desde hace años qué?
Claro, claro, ellos no son los ricos, los poderosos (o sí según se mire) la cuestión es que no son los que están al mando.
Mundo de locos hipócritas.

Enfin...mierda para ellos

Y un abrazo para tí Jesús

Jesús Ge dijo...

Te entiendo y me enervo contigo.

Comparto la crispación, ahora tan necesaria entre los ciudadanos. NOs piden calma, que gastemos, que la mafia mueva su dinero negro (¡¡hipócritas!!), que nos aguantemos. Pero si llevamos años denunciando el caos internacional. Ahora sólo nos fijamos en la raspadura sobre el caparazón del capitalismo mientras los países se desangran por sus heridas abiertas.

Uffff! Cómo me pongo...!!

Otro abrazo para tí, Jenni.